Páginas vistas en total

Llega la Navidad


Ya se divisa a lo lejos cómo la nieve cubre la cima de las montañas. El blanco es el color general de la escena, el negro marca mi sentimiento. El Vagabundo observa cómo los ciervos se revuelcan en la nieve para pintar sus lomos de blanco. La ilusión emerge a través de la sonrisa de un niño. La navidad ya se siente. Triste y alegres navidades para unos y para otros; blancas sonrisas y negros llantos vuelven a ser el contraste de tan señalada fecha.

Con la llegada de los primeros fríos, mis hermanos vagabundos esperan la muerte en los bancos de los parques. En estas fechas tan entrañables y desiguales, algunos brindarán la fiesta con cava y otros lo harán con lágrimas. Unos cenarán caviar y otros un trozo de pan duro que encontrarán depositado en el principio de una ventana. Sobras de riqueza para alimentar al mendigo que espera los restos del banquete. Algunas mujeres lucirán lentejuelas y otras un harapo viejo que encontrarán en un contenedor de basura. Navidad quemada y Navidad clara. 
El punto intermedio entre la grandeza y la miseria es lo que El Vagabundo pretende encontrar cada noche. Pero veo que este milenio sigue siendo sórdido y confuso. Y mientras exista un hombre que no sea libre, todo estará perdido. El Vagabundo quiere a los hombres libres, hombres que sean libres para elegir, libres para comer o libres para amar. Hoy todos estamos abdicando de nuestra propia libertad.
                                                                     
Paco Morán (30-11-96)


Los pobres quieren ser ricos pero los ricos no quieren ser pobres.

Narraciones escritas por Paco Morán









Si deseas recibir estas narraciónes recitadas, pídela a antenahuelva@hotmail.com