Páginas vistas en total

Los presos


Desde el profundo cielo de la madrugada, una noche más, El Vagabundo comienza su andadura por esta oscuridad estrellada y cálida. El calor abrasa mi cuerpo en la calurosa noche del cono sur de España. En esta cansada ciudad también es tiempo para compartir mi mensaje con los que están privados de libertad. Un día fui puente de enlace entre ellos y los seres queridos que esperaban en las puertas de una desesperada lucha contra el tiempo. Seres que contemplan desde la amargura los nuevos contactos entre hombres y mujeres que se miran desde los barrotes de una celda.
Hombres, mujeres, amantes, novios, hermanos, primos o padres, están encarcelados pero, ¿quién pone rejas a mis palabras de aliento para los involucrados?

Mis mensajes son capaces de atravesar los más altos muros y traspasar las más seguras alambradas. Unos hierros que pretenden impedir que el hombre los atraviese sin previo aviso. Las palabras de El Vagabundo quieren llegar hasta tu celda húmeda, mal oliente, sucia y arcaica. ¿Qué he hecho para merecer esto? Muchas veces te he oído hacer esta pregunta. Robar 5.000 pesetas significa cárcel. Robar 500 millones significa libertad. ¿Dónde está el sentido de la libertad y el libertinaje?

Cada día, El Vagabundo ve como una madre hace guardia en la puerta de la cárcel para mandar el calor que necesita su hijo. Lo hace para hacer más corta su espera. Esa mujer de pelo blanco y de ojos hundidos, se engancha al próximo encuentro con el hombre que parió. Lo entregará  al mundo y lo orientará para que no vuelva a caer en las devastadoras garras que le guió por el mal camino. Mientras, otras madres llegan sin tiempo de espera y sin hacer colas. Son las madres de los presos ricos que llegan en lujosos Mercedes que cada día la conduce al preso privilegiado.             

Paco Morán (19-11-96)   


La vida es injusta, jamás nos ofrece segundas oportunidades

Narraciones escritas por Paco Morán









Si deseas recibir estas narraciónes recitadas, pídela a antenahuelva@hotmail.com