Páginas vistas en total

Tres


Llegabas cansado. El día, comentaste, fue duro. Era ya muy tarde, se recogieron las calles, todo estaba oscuro.
El salón con dulce aroma a leña, el fuego crepitando en la chimenea, la música brasileña con sabor a fiesta. Exóticas velas con afrodisíaca fragancia a canela...
Mi amiga y yo, con la risa puesta. Mi amiga, sí,  esa que tanto te gusta, aunque tu lo desmientas; hay cosas, hay cosas cariño que no pueden estar ocultas.
Te sientas a la mesa y nosotras, vamos y venimos, del salón a la cocina, trayendo viandas y vino.
Hablamos los tres, bebemos y reímos y, poco a poco, la noche viste color tinto.
El sofá redujo su medida, a cada lado de ti, ella y yo desternillándonos de risa. Carcajadas incluso, sí, también carcajadas. Seis piernas peligrosamente unidas, tres libidos enardecidas... 
Como palabras de un verso que puede escribirse del revés y del derecho, me besas, la beso, te besa y te beso.
Poco después sin saber cómo y por qué pasaba, acabamos los tres, juntos,en nuestra cama. Te gustó, me gustó, le gustó.
 Al momento se emancipó la fidelidad, con nuestros cuerpos desnudos no supo dónde estar.
Las  curvas hipnotizantes de su cuerpo, tu boca ávida como la de un sediento, la pasión encendida que sacudió mi cuerpo... nos llevaron sin remedio, a un revoltijo de bocas y sexos.
Hormonas locas con poder absoluto lograron cuadrar el triángulo olvidando todo tipo de prejuicios. Tu, yo y ella... o, ella, tu y yo... todas las combinaciones resultaron perfectas cuando  a la pasión habíamos dado rienda suelta. 
Culminado todo, agotados, terminamos  los tres, con un tierno abrazo.
Al despertar sólo tú estabas a mi lado. La luna en tus ojos, el sol en tus labios. ¿Fue real o lo he soñado?
¡Qué más da si estamos enamorados! 

Julia (9-9-2012)

A veces, sólo a veces, encontramos nuestra fantasía sexual en el sitio menos inesperado

Narraciones escritas por Paco Morán









Si deseas recibir estas narraciónes recitadas, pídela a antenahuelva@hotmail.com