Páginas vistas en total

Palabra de aliento


Soy yo el que te habla, un hombre que lanza sus mensajes desde la orilla de las aguas del Atlántico. El Vagabundo aparece en la radio cuando ya todos han hablado, cuando ya el día se esfuma y el ocaso aparece en tu vida. El Vagabundo te estimula para que le acompañes por su tradicional paseo nocturno, un recorrido por las frecuencias de lo desconocido que te afirmará en tus deseos de descubrir una nueva sensación interior. A esta hora romántica y oscura lanzo mis mayores deseos de solidaridad. He decidido llenar este espacio de radio desde la imaginación que me ofrece este paisaje milenario.

Cuando quizás la radio hoy se ha convertido para ti en una jaula de grillos, donde las voces radiofónicas han mencionado las guerras y las discordias de este sórdido día, llega El Vagabundo para contarte algo nuevo, un nuevo intento por abrir tu expectativa a la nueva vida que por delante de ti florece. Una nueva vida en la que la lágrima será un símbolo de emoción y de alegría. Llego sin nada que pedirte y proporcionando fieles reflejos de bondad a quienes me escuchan. Llego para darte lo que durante el día nadie ha podido o querido darte. Llego con el aval que me ha dado mi sedentaria vida por los sombríos caminos.

Cuando ya todos han hablado, ahora tú me visitas para que nuestras palabras formen una orgía de sentimientos. Nuestras palabras pretenden hacerte saltar del profundo hoyo que te rodea, que te atrapa a su inestimable antojo. Ya habrá merecido la pena pasar frío en esta noche intensa si al final El Vagabundo consigue lo que pretendes. Tú como yo, podemos formar un ejército de viejos compañeros de la soledad y la zozobra.

Paco Morán (21-12-95) 

El rico no quiere ser pobre y el pobre quiere ser rico. Difícil dilema

Narraciones escritas por Paco Morán









Si deseas recibir estas narraciónes recitadas, pídela a antenahuelva@hotmail.com