Páginas vistas en total

A mi amigo Enrique


Amante de los hermanos Machado, Bécquer, Carusso, Gustavo Bueno, Antonio Gala, Picasso, Alberti, Miguel Ángel... En definitiva, es Enrique un amante de personajes que llenaron su mundo de ideas y formas de entender la filosofía de una vida propia. Este viejo león del planeta huye del mundo que nos rodea. Es un hombre que suele viajar al pasado, porque en ese lugar encuentra los momentos más agradables que jamás haya vivido. Emprende cada viaje dejando en cada curva las huellas de su triste presente.

Este viejo anacoreta está cansado de ver al hombre que utiliza la mentira como eje básico de su diálogo. No soporta al caballero que falsea o traiciona a sus amigos. Ni tan siquiera al que vende a sus enemigos. No tiene autoestima. Piensa que es un pobre diablo, pero está  equivocado porque aún tiene tiempo para poder la talla. No tiene que demostrársela a la humanidad, sino a él mismo. A mí me ha convencido. Nada tiene que demostrarme.

Cada vez que me senté ante él y siempre con la noche de testigo, contestó todo lo que quise saber. Jamás me ocultó nada. Nunca vaciló para sumergirse en cualquier asunto que le invoqué. Este amigo viejo y viejo amigo, huye de las palmaditas en la espalda. Existen en su diccionario palabras que han caducado. No confía mucho en la palabra amigo, Dios, dinero, almanaque, reloj... Palabras que a estas alturas de su vida le son indiferentes. No sabe para qué demonios vive. Y dice que quien lo sepa se lo signifique.

Este novio de las madrugadas no pierde la cabeza por Madonna, Bon Jovi, Pink Floyd o Bob Marley. Este hombre que espera el fin de los días, sólo se volvería loco por perderse en una conversación con Albert Fleming, Rafael Alberti, Quiñones, Antonio Gala, Machado o quién sabe, incluso a lo mejor hasta conmigo. Este último penitente de nuestro mundo morirá de nada, una manera triste de decirle adiós a este orbe. Sus cenizas nadarán en las frías aguas de la playa de ‘La Caleta’. Su vida se está apagando y nada puede ya avivar el fuego de su existencia.

Paco Morán (12-11-96)

Recordar es volver a vivir

Enrique Ternero Pampín (23-4-96)

Narraciones escritas por Paco Morán









Si deseas recibir estas narraciónes recitadas, pídela a antenahuelva@hotmail.com