Páginas vistas en total

Aún hay tiempo


Creo que con ternura, un corazón sin vida puede volver a latir sin descanso. Siempre encontrarás posadas o caminos para volver a creer en alguien. En tu habitad, siempre quedará un lugar en que dormita la esperanza. En tu corazón puedes encontrar el calor necesario para sufragar noches solitarias de recuerdos y desengaños. La casualidad une a los seres que atienden y fertilizan nuestra esperanza. 
Te aconsejo que no pongas limitaciones a los sueños por realizar.
Te recomiendo que sepas dar sin recibir lo que nos ha enseñado la ambición. Te sugiero que la paciencia sea tu mejor virtud para mantener la esperanza. Hermano, nunca es tarde para arrepentirse y pedir perdón.
Cuando uno es atacado por una mirada penetrante, un corazón enamorado puede embriagarse. 
Compañero, no puedo enseñarte lo que no tengo, pero sí podemos intercambiar lo que tenemos. Siempre que estemos juntos en este tiempo de radio, te diré lo que se siente, para que tú hagas lo que pienses con la idea de convencerte para que des lo que te sobra.  
Esta vida está con el guión terminado, por eso, cuando un amigo se va es que ha realizado la función por la que estaba entre nosotros.
No tengas desconfianza ni en ti ni en mí. Si alguien te llama por la ventana y te pregunta algo, no dejes para mañana esa respuesta, porque mañana tendrá la misma contestación que hoy.
No te creas lo que te han contado que es de sabio callar cuando no se tiene una respuesta convincente. Las palabras que no se lleva el mal viento,  jamás se podrán recoger una vez que hayan salido de nuestras bocas. Hay que pensar muy bien antes de hablar, es cierto, como de la misma manera es bueno calmarse cuando se esté cabreado. Hablar sólo cuando se esté en paz tampoco está en mi pensamiento.
Creo que aún hay esperanza si damos lo mejor de nosotros en cada instante de nuestras vidas. Si amamos desinteresadamente a nuestro prójimo y si hacemos a los demás lo que nos gusta o deseamos que nos hagan a nosotros, el mundo será diferente.

Paco Morán (22-11-2009)

Me gusta el chirriar de las hojas que corta de otoño

Narraciones escritas por Paco Morán









Si deseas recibir estas narraciónes recitadas, pídela a antenahuelva@hotmail.com