Páginas vistas en total

Camino del río


            
Amiga, si vas a lavar al río, no lleves jabón que falta no hará. Dichosa es el agua del río Odiel que acaricia tus manos. Felices son los pajarillos que en el margen izquierdo de su bajada revolotean cuando tu presencia intuyen. Su pronto encuentro con las aguas saladas del Atlántico, hoy seguro que será diferente cuando tus manos las aguas dulces del río hayan besado. Los peces asoman hoy sus cabezas para ver el rojo de tus mejillas. El agua baja clara para que en ella tu rostro quede reflejado como el más limpio de los espejos. Y es que tu belleza me trastorna.

Nunca un paraje natural había lucido tanto hasta que tú allí llegaste  para lavar mi camisa en el agua del río. Amiga, no existe cuadro en mi mente en el que tú no estés presente. No he visto jamás una mirada tan destellante como la tuya. Amiga, muchas veces he suspirado para que dejaras de ser mi amiga y te convirtieras en mi amante hasta el fin de los tiempos.

Paco Morán (30-6-95)

Las mujeres buenas van al cielo, las malas a todas partes

Narraciones escritas por Paco Morán









Si deseas recibir estas narraciónes recitadas, pídela a antenahuelva@hotmail.com